Consumo de cannabis en el embarazo provoca mayor riesgo de autismo

consumo de cannabis durante el embarazo

Un estudio demostró que los niños hijos de madres que consumieron marihuana durante el embarazo, corren mayor riesgo de autismo. Se calcula que el doble de niños expuestos a dicho consumo son autistas. La recomendación médica es evitar el consumo en la etapa de embarazo.

Las advertencias, sin embargo, no son siempre tomadas en cuenta. Esto sucede en países como Canadá, que implementó una ley que permite y regula el cannabis recreativo.

Los estudios aún son escasos. Se sabe acerca del riesgo de autismo, pero poco más se conoce sobre los efectos que genera el consumo de cannabis en niños cuyas madres lo hicieron durante la etapa de gestación. Es importante que los padres tomen las precauciones necesarias para evitar futuros problemas en el desarrollo de sus hijos.

Otro de los riesgos que se conoce es el de tener un parto prematuro. Estudios realizados mostraron que las madres que consumían cannabis durante el embarazo también utilizaban sustancias como tabaco, alcohol y opioides.

A pesar de los datos comprobados, es necesario insistir con la difusión de la información para que los padres tomen decisiones con conocimiento y responsabilidad para con sus hijos ya que los efectos en la salud no varían porque su consumo no esté penalizado.

Si tenés un familiar con problemas de adicción, podemos ayudarte. Contactanos a través de whatsapp al 097 443 400 o por teléfono al 2400 3400. Estamos de lunes a viernes de 9 a 18 horas.

Links de Interes

Logo fundación manantiales

Test Interactivo

Logo fundación manantiales
1) ¿Su familiar parece retraído, deprimido, cansado y descuidado en su aspecto personal?
2) ¿Lo nota hostil y falto de cooperación?
3) ¿Se han deteriorado las relaciones de la persona con otros miembros de la familia?
4) ¿Ha dejado a sus antiguos amigos?
5) ¿No le va bien en la escuela? ¿Ha empeorado las notas o la asistencia es irregular? ¿Llega tarde al trabajo, falta frecuentemente?
6) ¿Ha perdido interés por los pasatiempos, los deportes u otras actividades?
7) ¿Han cambiado sus hábitos de comer o de dormir?
8) ¿Usa desodorantes o perfumes para tapar algún olor?
9) ¿Tiene actitudes beligerantes ante sus preguntas o reclamos?
10) ¿Tiene las pupilas dilatadas? ¿Tiene los ojos colorados?
11) ¿Tiene conversaciones telefónicas o encuentros con desconocidos?
12) ¿En su casa faltan objetos de valor? ¿Tiene su familiar una necesidad creciente de dinero?
13) ¿Está más pálido de lo habitual? ¿Su aspecto esta mas descuidado?
14) ¿Encuentra usted cajitas de fósforos agujereadas en el centro del lomo del envase o cualquier otro artefacto (bolígrafos, llaves o tubitos) que servirían para fumar la colilla de un cigarrillo sin filtro hasta el final sin quemarse?
15) ¿Tiene la persona papel para armar cigarrillos (en cajita o sueltos)?
16) ¿Utiliza colirios?
17) ¿Tiene manchas de cigarrillos en los dedos?
18) ¿Tiene feo olor, incluso en la vestimenta y en las sábanas?
19) ¿Tiene elementos que permitan picar la droga como, por ejemplo, hojas de afeitar, tarjetas duras o cuchillos?
20) ¿Tiene elementos que permitan aspirar la droga como, por ejemplo, bolígrafos sin tapas ni tanque, tubitos, pajitas o billetes enrollados?
21) Si su familiar estuviera fumando crack puede tener elementos como pipas pequeñas o de fabricación casera, latas de bebidas agujereadas, tubitos de metal, etc. Si estuviera inyectando posiblemente se detecten cigarrillos de tabaco desarmados dado que se utilizan el filtro, jeringas y algún recipiente pequeño, como cucharas o tapitas de bebidas, para preparar la droga.
22) ¿La nariz le sangra o gotea a menudo?
23) ¿Tiene dificultad para hablar?
24) ¿Sale con amigos que se drogan?
Chatea con nosotros