Sabado 02 de Junio de 2018

2 DE JUNIO: DÍA MUNDIAL DE ACCIÓN PARA LOS TRASTORNOS DE CONDUCTA ALIMENTARIA


Compartimos el testimonio de Laura, quien nos demostró que, con el tratamiento adecuado y un enorme esfuerzo y constancia, se puede salir adelante.

“Desde aquí resulta muy fácil reconocer que he sido anoréxica. Hace casi siete años que descubrí lo maravilloso que era atiborrarse de comida sin tener que engordar un sólo gramo. La anorexia me hacía sentir plena y feliz. Controlaba con toda exactitud mi cuerpo, hasta que controló mi mente; por eso, cuando tuve que enfrentarme a ella, me costó muchas lágrimas y una tristeza como jamás había experimentado.

Fue entonces que, cuando fui ingresada en el hospital por unos trombos que llegaron hasta mis pulmones, fue el momento en que mis ojos se abrieron a la realidad, y también mi mente. Decidí empezar un tratamiento, y fue bastante duro acostumbrarme nuevamente a mi cuerpo. Todavía me cuesta mirarme en un espejo. Tengo la esperanza de que algún día aceptaré mi cuerpo tal y como es.

En muchas ocasiones me he sentido vacía, porque antes llenaba mi vida con ese control que pensaba que poseía; pero la verdad que todo se fue descontrolando y he tenido que volver a poner orden en mi vida.

Cada día es un reto. La anorexia sigue estando ahí, al alcance de mi mano, pero me he prometido a mí misma olvidarme por completo de esa tentación, y yo cumplo mis promesas.”