Viernes 29 de Septiembre de 2017

Recuperando historias: ¡La asombrosa historia de Gonzalo, que trabajó junto a sus compañeros, para tener una vida libre de drogas!


Soy Gonzalo yo tenía 12 años cuando comencé a fumar cigarros y marihuana porque me creía vivo, inteligente fue cuando estaba en el liceo.De un porro cada tanto empezó a ser porro todos los días, todo el tiempo, también vino el alcohol; ahí empecé a juntarme con gente más grande, me creía más grande, más importante, me sentía que sabia más que los demás.Empecé a salir a bailar a los 13 y algunos consumían cocaína, eso enseguida me llamo la atención y empecé a consumirla para salir a bailar, después paso a ser 2 o 3 veces por semana y llego un momento que ya la consumía todos los días y pensaba solo en eso. Llegue a hacer cualquier cosa para conseguirla, ya cuando no tenia para tomar consumía pastillas, ácido o lo que sea. Tapaba la falta de mi padre con droga y más droga.A los 14 años conocí a mi novia en un baile, estaba re drogado y ella supo desde el principio que consumía, aunque ella era mi apoyo, seguí consumiendo, deje los estudios, solo consumía y estaba con mi novia.Llego un momento a los 17 años que ya había perdido la confianza de todo el mundo, mi madre, mi abuela, novia, compañeros, eso me llevo a consumir pasta base, por ella llegue a robar, vender mi ropa, las de mis compañeros, nunca le toque nada en mi casa pero mataba por una pitada.Hasta que llegue a estar en la calle y le fui a pedir ayuda a mi novia y a mi madre, me trajeron para Fundación Manantiales; en este momento tengo 19 años y me estoy rehabilitando de las drogas. Ahora tengo el apoyo incondicional de mi novia, madre, y padrastro que lo valoro mucho; también del equipo terapéutico y mis compañeros que trabajamos juntos para tener una vida libre de drogas.

 

#EnManantialesSePuede #LaSalidaEsPosible