Viernes 08 de Septiembre de 2017

ADICCIONES: Impresionante la transformación de Cristhian, nos cuenta su madre Graciela el cambio de su hijo luego de tanto sufrimiento.


Soy Graciela, madre de un hijo que está en recuperación...
 
Soy mamá de Cristhian, y puedo decir que sólo quienes vivimos éste infierno sabemos de lo que hablamos, las situaciones por la cual pasamos, nos lleva al límite de vida hasta llegar a un punto de no querer recorrerla. Sufrimiento que padecemos muchos padres y que a pesar de todo no cesamos de luchar e intentar. Rescatar a nuestro hijo perdido en esa dimensión que los hace alejar de sus aspiraciones, sus anhelos, sus esperanzas y hasta de la vida misma.
 
Los destruye día a día transformándolos en algo totalmente desconocido a todo aquello que nosotros pretendemos inculcarle a nuestro ser más amado, arrebatándole toda su dignidad, autoestima y libertad, los convierte en algo indeseable para ellos mismos y para la sociedad que no está preparada para enfrentar el gran desafío de luchar contra este terrible flagelo que ataca sin piedad y que muchos juzgan y hablan sin saber del tema hasta que les toca vivirlo en sangre propia.
 
Más allá de todo lo que sí puedo destacar es que siempre estuvimos junto a él, cometiendo quizás las peores equivocaciones haciendo lo que siente el corazón de padres. La impotencia y el terror nos invaden y se cometen muchos errores al pretender ayudar a nuestro hijo, seguramente más equivocaciones que aciertos.
 
Haber recurrido a Fundación Manantiales fue una fuente inagotable de esperanza que nos mantuvo y mantiene en pie, donde siempre nos recibieron muy amablemente, Manantiales con todo su equipo es el mejor lugar que conocimos para la rehabilitación de nuestro querido hijo, por sus valores profesionales y humanos que nos apoyan en este duro proceso que nos toco vivir; y sobre todo por la dedicación y tremendo empeño de su gente en devolvernos a nuestro hijo transformado. Hoy podemos decir que se ve notablemente el cambio en nuestro hijo, su mirada está limpia, se puede dialogar con él, cumple responsabilidades así como también los limites.
 
Podemos dar fe del cambio de Cristhian, a pesar de que lleva 2 meses de tratamientos, no tenemos más que palabras de agradecimiento a todo el centro Manantiales, psicólogos, terapeutas, compañeros.
 
A todos, gracias, muchas gracias!
 
#MeSientoBienSinDrogas #EnManantialesSePuede