Viernes 11 de Noviembre de 2016

ADICCIONES: Terminamos la semana con el testimonio de Marisol, madre de Gonzalo, quien llegó a Fundación Manantiales para recuperar la vida de su hijo


Mi nombre es Marisol, soy la mamá de Gonzalo Roqueta, un adolescente de 17 años, que comenzó el liceo muy bien, pero en el correr de su ingreso a la institución hizo de amistades las cuales lo condujeron al consumo de drogas. Empezó con marihuana y ese fue el primer paso para entrar en otras drogas. Lo llevé a psicólogo y psiquiatra, especialistas en farmacodependientes en adicciones y siempre su diagnóstico concluía que era consumidor social. Yo como mamá me daba cuenta que no era tan social, sino que se estaba tornando un problema. En determinado momento, su situación era un tanto insostenible y empecé a buscar ayuda por otro lado, pasando por la Junta Nacional de Drogas y otras instituciones. En determinado momento tuvo una pelea con su hermano, y llamé a la emergencia médica con apoyo policial y tuvo su primer de desintoxicación en la mutualista.

Me brindaron una salida en Fundación Manantiales. Mi hijo también buscaba ayuda y por eso también lo apoyaron. Comenzó en la chacra, de ahí tuvo dos salidas sin autorización y lo llevamos nuevamente para que culmine la terapia. Luego de su segunda salida, seguí buscando y hablando y logré ingresarlo nuevamente en la sede de Manantiales. Me recibieron a mí y a mi hijo muy bien y siempre apoyando. Desde ese momento retornó muy contento y generó muchos cambios positivos gracias a toda la institución.

Lo único que puedo decir de Fundación Manantiales es que es una ONG que tiene las puertas abiertas y si no tenés dinero no te alcanza, ahí encontrarás una solución. No te dejes estar, rescatá a tu hijo, esposo, hermano o amigo de las adicciones, que con el tratamiento es posible.

#MeSientoBienSinDrogas #EnManantialesSePuede