Viernes 22 de Julio de 2016

ADICCIONES: Terminamos la semana compartiendo con ustedes el testimonio de Matias quien llegó a Fundación Manantiales para cambiar su vida.


Hola, mi nombre es Matías y tengo 28 años. Soy un adicto en recuperación en Manantiales y quisiera contarles un poco de mi testimonio.Nací en una familia evangélica donde practicábamos mucho el amor por el otro. A los 10 años sufrí junto con mi hermana abusos físicos por manos de una sobrina de mi padre, nos hacía cumplir una penitencia de rodillas y brazos levantados a lo Jesucristo. A eso le sumó que mi padre era alcohólico y nos golpeaba sin piedad. Así tuvimos que soportar mi hermana y yo un largo año. Con mi madre siempre tuve no solo una madre sino una aliada y amiga junto con mi abuela que es mi segunda madre.A los 10 años ya tomaba alcohol para evitar estar dentro de mi casa. Comencé a tomar y a fumar, mis padres pensaron que haciendo deporte iba a canalizar mi euforia. A los 12 comencé con la junta en la esquina fumando porro, evitando estar en casa. Hasta que los 14 comencé a consumir cocaína y mi carácter se transformó de ser una persona calma y amorosa a ser violento y agresivo por causa de la cocaína.Todo el mundo se alejó de mí por mi violencia. Decidí irme del país pensando que mi vida cambiaría pero no fue así.Al llegar a Uruguay recaí y me internaron por lo cual me escapé, consumí tanto esa noche que cuando lo hacía lloraba, entonces decidí quitarme la vida: me apuñale y me di en el hígado. Los amigos que estaban conmigo me tiraron en una silla mientras yo sentía que me moría, en ese abrir y cerrar de ojos vi a mi madre a las 6 de la mañana metida en una boca sacándome mientras me moría.Me recuperé de ese episodio y volví a recaer, así hasta los 24 años que conocí a la mujer más hermosa y excepcional que nunca me soltó la mano por más fuerte que fuera la tormenta. Me recuperé por el amor que siento por ella, por ser única esposa y amiga fiel. Cuatro años después recaigo y pierdo a mi familia con 4 hijos. Una noche re deprimido me llama mi esposa y me contó que había una salida y si la quería. Le dije que sí y me dijo que era Manantiales.Hoy soy un residente con 13 días limpio y de a poco ya estoy restableciendo mi vínculo con mis hijos y mi esposa. Le doy gracias por su espíritu de lucha a mi esposa y familia, por acompañarme en este camino y a Manantiales por aceptarme.?#‎MeSientoBienSinDrogas? ?#‎EnManantialesSePuede?