Miercoles 29 de Julio de 2015

Se triplicó el consumo de alcohol en mujeres


mujer alcohol
 
El primer informe de la Organización Panamericana de la Salud  revela una tendencia preocupante: en cinco años se triplicó el consumo nocivo entre las mujeres, mientras que en los hombres no llegó a duplicarse. Se considera consumo nocivo beber cinco copas o más de una vez, conducta que a su vez está asociada con la aparición de enfermedades. Este consumo excesivo creció de 4,6 a 13% en la población femenina, y en la masculina, de 17,9 a 29,4%.
 
En la región "La Argentina tiene niveles elevados de dependencia y abuso, y el tratamiento no es accesible para todos ni tiene un 100% de eficacia. Es muy preocupante", señala Maristela Monteiro, asesora de la OPS/OMS especializada en consumo de alcohol y abuso de sustancias.
 
La especialista observó también que en dicho país la bebida más consumida es el vino. "¡La gran mayoría sigue pensando que es bueno para la salud!".
Monteiro reiteró que para obtener algún beneficio sería suficiente no beber más de una copa por día. Las recomendaciones internacionales aconsejan que los hombres no beban más de dos copas diarias y las mujeres, una. "El consumo de cinco copas o más, aunque sea esporádico (una vez al mes), elimina cualquier beneficio para el corazón -sostuvo-. No existe ningún beneficio futuro como para que los que no toman empiecen a hacerlo, como serían los más jóvenes."
 
Cirrosis hepática, traumatismos, cánceres, enfermedades maternas y peri natales, desórdenes nutricionales, trastornos mentales, enfermedades transmisibles, son las principales complicaciones de salud evitables asociadas con el consumo de alcohol que detectó la OPS/OMS en los países con altos costos para los sistemas sanitarios. Pero también están los conflictos sociales, como los incidentes en el tránsito y la violencia interpersonal. "La violencia doméstica es otro problema del que se habla poco, pero que tiene un relación estrecha con el consumo de alcohol", agregó la asesora de la OPS/OMS.
Apenas un 5,7% de los habitantes de América latina y el Caribe reconoce que tiene algún problema con el alcohol y la OPS/OMS estima que la cantidad es aún mayor. De hecho, en el informe insta a las autoridades sanitarias de los países miembros a mejorar y actualizar el registro del consumo nocivo de alcohol y a adoptar medidas preventivas. 
 
Fuente: La Nación.